02 octubre 2006

Pasando al nuevo mundo o cómo demostrar estrechez de miras

Decía hoy Juan Freire en "Vengo de un mundo...":
Vengo de un mundo donde lo que podías y, sobre todo, lo que no podías o debías hacer estaba bien delimitado. Esos límites los marcaba tu origen geográfico, tu barrio, tu lengua, tu "clase" social, tu dinero, tu formación académica, tu experiencia profesional,… Era un mundo sencillo, estático y aburrido. Ese mundo se acabó, aunque muchos de sus instigadores siguen viviendo entre nosotros. A veces, incluso, parece que nos siguen controlando; pero están acabados, son el pasado.

Los que venimos de ese viejo mundo, ya nos hemos liberado de esas barreras, pero de vez en cuando vuelven a atormentarnos cuando osamos romper esos límites. Los nativos del nuevo mundo ya nacen desprovistos de esas ataduras emocionales, por eso muchos no los comprenden, siguen anclados en el pasado.

Exactamente esa es la sensación que me ha quedado después de leer el artículo "Soy 'guay' porque lo dice mi 'blog'" de Pilar Trucios, a la sazón redactora jefe de Expansión, que he leído primero en Marca Propia, y más tarde en Presión Blogosférica y mi conciudadano Camyna:
La mayoría de los cuales (de los bloggers) no parecen tener abuela, a juzgar por los piropos que ellos mismos se lanzan. Me ruborizo cuando leo frases como "lo que han dicho otros de mí: culto, gurú, orador donde los haya, hombre erudito, experto como ninguno…"

(Leed completo el artículo antes de continuar, porque no tiene desperdicio)

Lo primero que me sigue sorprendiendo es esa manida utilización del concepto del "egocentrismo blogosférico". Probablemente seamos egocéntricos o nos demos autobombo. Lo que tengo claro es que tener un blog demuestra una cosa: iniciativa, libertad, autonomía y pensamiento crítico, características poco comunes. Y precisamente de un entorno como los medios de comunicación, que nos acusan de una patología que demuestran padecer permanentemente.

La crítica sistemática y el desprecio al blog es ciertamente irritante. Y demuestra una estrechez de miras que me niego a aceptar que sea involuntaria. Quizá esta señora vea amenazada su presunta posición de liderazgo por la presencia de blogs. Como si los periodistas clásicos fueran los sumos sacerdotes de la verdad, la objetividad y la independencia. No me hagan reir, por favor. Por otro lado, es paradójico que los medios abran blogs con una pretendida (¿ y pretenciosa ?) intención de "estar a la última", construyendo una imagen (entiendo que ficticia) de cercanía al lector/oyente/usuario.

Como decía Andrés:
Creo que casi todos los profesionales que conozco que tienen un blog o una página personal la utilizan para darse a conocer, para "venderse", pero también son un reflejo de sus valores, un foro en el que comparten experiencias y un medio para estar en contacto con sus clientes y quienes no lo son.

Un blog es la herramienta perfecta para quienes quieren mantenerse en contacto con su mercado, para quienes desean recibir retroalimentación y críticas constructivas. A lo mejor quienes no lo tienen es porque temen que los mensajes que van a recibir no son los que ellos esperan.

, , ,

5 comentarios:

Eduardo dijo...

Esta mañana, andando por Gran Vía hacia mi trabajo y ante el generoso acoso de la nueva prensa gratuita (20 minutos, ADN, ...) pensaba en el impacto que ésto debe estar teniendo sobre la prensa tradicional (los grandes periódicos locales) que siempre fueron la voz de la ciudad, de la región, del pueblo.

Internet -pese a su rigidez- ya les "quitó" mucho. Ahora éstos que lo dan todo sin pedir nada a cambio, más. Los blogs y los sistemas sociales de noticias, les reducirán aún más el público.

Expansión debe estar sufriendo esta realidad. Hay mucha gente muy bien informada que desde sus blogs adelantan lo que el jueves próximo podrás leer en estas revistas de actualidad empresarial. Tal vez por eso no sea tan "guay" para los editores de este tipo de revistas que tanta gente hable desde sus blogs.

Tochismochis dijo...

Efectivamente Eduardo, pero, ¿ realmente justifica el ataque frontal hacia los blogs ?

Tendrán que dar algo de valor añadido frente a otros "medios". Lo que no termino de entender es esa tendencia cortoplacista a excluir al resto de actores, cuando podríamos complementarnos perfectamente. Tú agregas contenido de mi blog, yo agrego información de tu periódico impreso. Todos salimos ganando.

Sergi F dijo...

Yo le he enviado un mail con la copia exacta del post que escrito sobre este tema, en él también incluyo un enlace a diferentes post, como el tuyo.

Eduardo dijo...

Es que en realidad ataca el hombliguismo de la blogósfera, más que al blog como formato de comunicación e interacción. Y da una opinión vacía y cutre que no se espera del jefe de redacción de Expansión & Empleo. El blog, para el que le apetezca, es perfecto para promocionarte profesional o laboralmente, para que encuentren tu CV tu clientes y los headhunters. No encuentro nada de malo en ello.

Particularmente no me ha gustado, por errónea y por poco seria, esta afirmación:

"Me pregunto también para qué servirá tanto web personalizado y tanto blog de personal branding si los negocios se hacen ahora como antaño: Pepe conoce a Manolo que le presenta a Antonio, con el que por casualidad se encontró hace unas semanas en el puente aéreo Madrid-Barcelona."

Los negocios no se descubren entre amiguetes del puente aéreo. Hay millones de vías más efectivas para que las empresas o profesionales se relacionen comercialmente, como para alquien piense que se hacen de esa forma. No creo que los blogs sean una fuente de negocios, ese no es el propósito de ninguna empresa, pero internet si que lo es.

Pablo Guero dijo...

¡Misión cumplida! Ya tenemos la silla de Pilar Trucios.
¡Alegría!