04 octubre 2006

Educar creativamente

Juan Francisco, lector de este blog y editor de Matenomía, dejó en los comentarios del "La inteligencia tiene alma de mariposa" una referencia a la conferencia que impartió Ken Robinson en los TedTalks, hablando de innovación y educación.

La entrada es ciertamente interesante porque aporta luz sobre el tema de la creatividad y su (falta de) aplicación en los esquemas educativos actuales. La primera es que el sistema educativo actual no está pensado para desarrollar la creatividad:
If you think of it, the whole system of public education around the world is a protracted process of university entrance. And the consequence is that many highly talented, brilliant, creative people think they’re not, because the thing they were good at school wasn’t valued or was actually stigmatized. And I think we can’t afford to go on that way.
La segunda es que, en todos los ámbitos de la vida, es lícito (e incluso sano) cometer errores. No hemos de tener miedo de cometerlos y tampoco castigarlos, porque son intrínsecos al proceso de aprendizaje e innovación. Nuestro sistema educativo castiga el error, por lo que estamos educando a gente que está fuera de sus capacidades creativas.

La tercera y última lección aprendida es que debemos repensar el concepto de inteligencia, yendo más allá de la inteligencia académica. Aspectos como la inteligencia emocional son claves para el desarrollo personal y profeisonal.

Últimamente me rondan la cabeza las siguientes palabras:
Razona antes de actuar.
Interpreta antes de opinar.
Reflexionar mejor que memorizar.
Libera tu mente antes de crear.

, , ,

3 comentarios:

Juan Francisco Martínez Cerdá dijo...

Gracias por tu reseña. La segunda de las conclusiones que comentas me hizo escribir el post "trabajar con derecho a equivocarse", en el que comento algunos aspectos acerca de la "nueva vida profesional" del expresidente estadounidense Bill Clinton. Efectivamente, las diferentes afirmaciones de Ken Robinson me parecen más que acertadas: son la clave para garantizar nuestro futuro como sociedad. Es interesante también la siguiente transcripción de Ken Robinson. Está muy bien querer innovar, ser más competitivos,... pero sin un replanteamiento total de nuestra percepción acerca de las capacidades "útiles" de las personas, no hay nada que hacer. Queremos gente creativa e innovadora, pero la "machacamos" con nuestro anticuado sistema educativo actual.

Jaizki dijo...

Échale un vistazo a esto: A new-skool school.

El Guerrero dijo...

Me ha gustado el artículo, aún estoy reflexionando sobre ello, especialmente alrededor de la idea de no castigar los errores. ¿Cómo aplicar eso al día a día?
He escrito algo relacionado, cito tu artículo. Por si te apetece leerlo, el enlace es
http://almogavares.blogia.com/2006/101001-educacion-y-empresa.php