13 septiembre 2006

Verdades y mentiras

Al leer esta noticia, he recordado la frase del visionario George Orwell:
"En una época de engaño universal, decir la verdad es revolucionario"
Qué lástima que algunos periodistas desprestigien la bonita profesión de informar. Ciertamente, a alguno le falta una buena cucharada de ética periodística y eso que se han convertido en adalides de la libertad de expresión en este país.

Su deriva ideológica, su vanidad y su servilismo son tan patentes que ya no entiendo nada. El trabajo de los medios de comunicación demanda un elevado sentido de responsabilidad.

Como decía A.O. Scott, crítico de cine de The New York Times en su reseña "Televised Ethics" (via) sobre "Good night and Good Luck":
"La prensa libre puede que sea el oxígeno de una sociedad democrática, pero siempre está enturbiada por partículas y elementos contaminantes, desde la vanidad o cobardía de los periodistas individuales a las presiones impersonales del poder del Estado y el ánimo de lucro".

1 comentario:

Telémaco dijo...

Es penoso y patético, están desprestigiando su noble profesión. Pero como ocurre siempre, no es más que un reflejo de nuestra sociedad que no es menos patética y penosa.

No hay que olvidar que al final esos periodicos los compra muchísima gente y paga gustosamente para que les suministren esas consignas.

(tono irónico) Al llegar a casa te las implantas en el cerebro y te ahorras tener que usar un montón de energía y tiempo en analizar personalmente la avalancha de información que nos rodea.

Al final, que importa..., si la verdad no existe y sólo importa la apariencia. (fin tono irónico)