13 septiembre 2006

Lo emocional a lo largo de nuestra vida

Brillante el post "De la escuela a la vida adulta" de Eduard Punset, sobre la comprensión de la actividad social humana y la influencia de las emociones desde la infancia hasta la madurez.

Punset establece 3 hitos en nuestro desarrollo como personas:
  1. La "negociación" madre-hijo fundamentada en el apego sentimental y que aporta la seguridad y autoestima que necesita para abordar con posibilidades de éxito el siguiente paso crucial.
  2. La ansiedad provocada por la separación de los padres al llegar a la escuela, y cómo el niño intenta replicar el entorno que le sirvió en la etapa anterior.
  3. El mundo real en la vida adulta. La conducta en esta etapa está muy determinada por las dos anteriores y eso determinará nuestra personalidad. Las personas que han alcanzado una madurez psicológica (y no sólo física), son las que saben gobernar sus sentimientos y relacionarse afectivamente con los sentimientos de los demás.
Estos argumentos refuerzan considerablemente la idea de desarrollar y educar desde niños en competencias emocionales, puesto que las personas "inteligentes emocionalmente" disponen de una situación ventajosa en los diversos ámbitos de la vida, lo que se traduce en una mayor satisfacción consigo mismos y, además, mejores resultados en las acciones que emprenden.

En definitiva, se trata de explicarnos a nosotros mismos aquello que es lo único que nos "viste" cuando nacemos: nuestras propias emociones. Sólo desde la comprensión de estas fuerzas emocionales puede impartirse una educación que sea realmente eficaz.

, , ,

5 comentarios:

Telémaco dijo...

Estoy de acuerdo, un post brillante.

La educación se concentra únicamente en el ser racional y olvida al emocional. Y esto es un gran error, porque en caso de conflicto siempre es el ser emocional el que manda y dirige nuestros actos.

Tochismochis dijo...

Exacto. Y no sólo en caso de conflicto. Como dice Punset, no hay un acto racional que no se vea contaminado por lo emocional, por muy poco que sea.

Saludos al hombre transparente.

Galhena dijo...

Es fácil comentar el tema de la educación emocional, lo difícil es el día a día. A estas alturas mantengo tres "negociaciones madre-hijo" y da miedo siempre pensar si estás acertando. Por cierto, espero que existan también las negociaciones con el padre...lo emocional no sólo es territorio femenino.

Tochismochis dijo...

Cierto, cierto...

Únicamente trnascribí la denominación de Punset, pero sería más correcto que fuera "negociación hijo-padres" :-)

Patricia dijo...

Exacto! La educación hoy en dia abarca mas alla de tan solo lo academico tambien lo emocional, desarrollar la inteligencia emocional, pues de ello depende el futuro adulto que se forme.