04 septiembre 2006

Lecturas retrasadas sobre liderazgo

Hace ya días que Arualia me recomendó la lectura del artículo "El arte del liderazgo esencial" de Cris Bolívar, profesora en Les Heures y colaboradora académica de ESADE.

Me lo recordó que estuve echándole un vistazo a "El líder resonante crea más" este fin de semana: la importancia del conocimiento de las emociones en nuestro propio rendimiento. Los líderes resonantes son personas capaces de despertar entusiasmo en sus colaboradores y movilizarlos donde se desee, encausando las emociones de cada individuo. Cuando las emociones se transmiten de forma positiva el funcionamiento del grupo alcanza cuotas muy elevadas y, en cambio, quienes se inclinan hacia el resentimiento y la ansiedad provocan desintegración.

Lo mejor del artículo es que no dogmatiza sobre los aspectos del líder, sino que pretende ayudarnos a viajar del rol (personaje) a la persona (esencia), olvidar el rol (como algo fingido y superpuesto a uno mismo) para descubrir quiénes somos (la persona) y cuál es nuestro potencial de liderazgo esencial.

¿ Y cuáles son las claves del liderazgo esencial ?
  1. Incrementar el conocimiento sobre uno mismo
  2. Aprender a desaprender para descubrir y ampliar los verdaderos límites (¿ no es esto creatividad en estado puro ?)
  3. Vivenciar nuevas formas de relación (¿ los blogs como herramienta de desarrollo del liderazgo ?)
  4. Aplicar la experiencia a la propia realidad profesional
Y para ello, debemos equilibrar los cuatro verbos: tener, ser, hacer y estar. Únicamente, el verbo "ser" puede predominar sobre los otros tres: de ese modo, tendremos acceso a nuestro potencial y cualidades que nos ayuden a estar, hacer y tener lo que de verdad deseamos.

Merece la pena leerlo y reflexionar un rato sobre el tema.
Como reza el final del artículo:
"Cada ser humano, cada líder, es su propia obra de arte maestra".

Más ideas para mi proyecto de personal branding. La de lecciones que Andrés nos enseña cada día desde su tribuna autoconstruida y cómo nos ayuda a canalizar todas esas reflexiones.

, ,

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy en día todo el mundo quiere ser líder, todo el mundo quiere influir en los demás, y se centran en manuales estúpidos de cómo ponerse al servicio de los demás para ser reconocidos.
No creo en esas cosas,en mi opinión el verdadero poder enamana de la fuerza interior, y es esa fuerza la que reconocen los demás.Y sinceramente se nace con ella o no se aquiere,así que lo siento mucho, para mi todo esos efuerzos son burdos intentos por ser alguien que nunca se va a llegar a ser

Tochismochis dijo...

¿Te consideras a tí mismo un líder?

Si no soy líder, ¿estoy predestinado a ser un mediocre toda mi vida?
Si no estoy capacitado para ser un líder en el apartado A, ¿no puedo serlo en el apartado B?

Todos tenemos algo potencial de liderazgo. Unas personas pueden ser líderes en una situación y en otras no. ¿ Renunciamos a dar lo mejor de nosotros mismos por no aparecer como líderes en un momento dado ?

Decía Drucker: Un buen líder no es alguien a quien se "ama" o se "admira". Liderazgo no es popularidad, liderazgo es resultados y responsabilidad. Un buen maestro, un buen jefe o un buen padre ejercen funciones de liderazgo muy importantes.

No estoy de acuerdo contigo, mi querido/a amigo/a. Nunca renunciaré a seguir aprendiendo cómo serlo.

Andres dijo...

¿Que significa lo de tribuna autoconstruida? Cada día te superas.

Tochismochis dijo...

Pues eso. Que es una tribuna que has ido construyendo con tus ideas, tus pensamientos, sin ayuda de nadie y que la has compartido con nosotros.