20 septiembre 2006

Esos locos con sus locos cacharros

Como sabéis, cuando estuve en Tokyo compré un iPod. Un gadget chisme (en Aragón, pijorrico) que ha cambiado mis trayectos de casa al trabajo y viceversa.

Ahora Microsoft contraataca con el nuevo Zune (para Navidades), y esperan convertirlo en el principal rival del iPod de Apple. Tiene algunas funcionalidades adicionales muy interesantes como conectividad inalámbrica, sintonizador FM y una pantalla de 7 cm. El diseño me gusta bastante menos que el del iPod: será ese modelo color café que no me convence nada. Difícil tarea la restar cuota a un producto muy funcional, con un buen diseño y que tiene más del 50% del mercado de reproductores de música digital.

Y más si ellos mismos se van poniendo piedras en el camino. Hay una funcionalidad que creo que supone el suicidio de Zune: puedes compartir canciones via Wi-Fi (sólo una vez por canción, ridículo), pero además te limita (a través de DRM) a que esa canción únicamente pueda reproducirse un máximo de 3 veces y durante un período de 3 días. Esta estrategia me parece que es definitivamente nefasta para las intenciones de Microsoft. Salvo que el precio de salida de Zune sea claramente inferior al iPod lo tiene crudo. ¿ Quién va a querer pagar por algo que no puede utilizar como quiere ?

De todos modos, sigo sin tenerlo claro si lo que pretenden es disminuir la cuota de mercado de Apple o simplemente convertirse en otro cruzado anti-piratería. Parece que las discográficas siguen siendo quienes "cortan el bacalao" en el negocio.

, , ,

2 comentarios:

Ray dijo...

Están seguros que Microsoft no ganara la "batalla" comercial con su nuevo dispositivo "copia" de los Ipod. Yo sinceramente y aunque no sea de mi agrado creo que harán todo lo necesario para hacerse con casi la totalidad de la cuota de mercado.

Tiempo al tiempo.

Saludos.

Ray

Tochismochis dijo...

Ray,

Creo que tienes razón. Probablemente intenten hacerse con todo el mercado, con estrategias de "masificación".

Pero lo tienen muy difícil. El iPod es un gran producto: estable, funcional, con un diseño consolidado muy aceptado por los usuarios. ¿Le pasará lo mismo a Zune? Pienso que no. El diseño -en mi opinión- es sensiblemente peor. Tiene cosas muy buenas como esa pantalla de 7 pulgadas.

Y luego está el tema del DRM, eso es un lastre. ¿Qué me aporta comprar Zune frente a iPod? Cuando puedo tener mi iPod sin DRM, sin limitaciones, utilizando toda la funcionalidad que he pagado. ¿Merecerá para alguien la pena renunciar a eso?