16 agosto 2006

Visiones de París

Ya he vuelto de pasar el puente en París.

Recuerdo esa película de Ethan Hawke, "Before Sunset" ("Antes del atardecer") donde dos amantes de una noche en Viena se reencuentran en París nueve años después. París es así: es esa chica que te da una segunda tercera oportunidad. Puedes serle infiel con otras ciudades, pero siempre te espera y te ofrece una nueva oportunidad.

Volver a pasear por la orilla del Sena, cruzar el puente Alejandro III, callejear por el Montmartre bohemio, diluirte en el bullicio multicultural de Les Halles o recorrer los opulentos Campos Eliseos. Admirar el maravilloso Musée d'Orsay o el vanguardista centro Pompidou. Sentarte en un café, en un parque o recorrer las callejuelas llenas de vida en la que cualquiera se perdería a gusto durante horas. Volver a encontrarte otra vez con la ciudad, donde cada rincón que descubres es una aventura.

Anticuarios, chocolateros, floristas, joyeros, perfumistas, lujosos almacenes junto a tiendas de siempre y librerías, multitud de librerías. Más recuerdos parisinos para almacenar en mi memoria.

Pasear por sus calles es una lección constante de arte e historia.

, ,

2 comentarios:

isabl dijo...

Es lo bueno de Paris, siempre te espera digna y serenamente.
Será mi vigésima vez que me espere y eso no lo hace nadie...
Siempre me quedará Paris!

Tochismochis dijo...

Veinte veces!

Isa, tú sí que eres una afortunada. Nos vemos hoy en el Salmueras&Blogs.