16 agosto 2006

EEUU empleará Data Mining para detectar sospechosos

Via Nestic, llego a People For The American Way (PFAW), una organización que denuncia los planes del Gobierno estadounidense de utilizar herramientas de data mining para establecer perfiles de posibles sospechosos de terrorismo:
"As part of its plan to track potential terrorists, the Bush Administration is preparing to collect massive amounts of information about everyone in the United States. Specifically, the government has planned new and enormous government data mining programs to collect and analyze records of travel, bank transactions, phone calls, email, credit card purchases, and virtually anything else that leaves a trail. Using secret criteria, this data would be mined by computer programs to produce watch lists and profiles and to mark certain individuals as suspicious."
Esto, en la práctica, supone un recorte de las libertades civiles más básicas, como es el derecho a la intimidad y la privacidad. Porque no sólo supone una intromisión en la privacidad de los datos más particulares del individuo, sino que establece peligrosos precedentes en cuanto a políticas de control de la población civil. ¿ Se legislará hasta el punto de obligar a entidades financieras, telecos y otras compañías a remitir sus datos a los Gobiernos como pasa con los ISPs -sin autorización judicial- ?

Y, además, ya no hace falta conocer el contenido de tus comunicaciones, sino que el control empieza por conocer con quién te comunicas y cuándo. Algo similar planteaba David de Ugarte en su alegato contra la traza sin autorización judicial:
"Analizando la información con una serie de herramientas estadísticas se puede conocer tu orientación sexual, tus aspiraciones políticas o profesionales, tu vida sentimental… incluso mejor que accediendo a los contenidos de las comunicaciones."
Y no olvidemos que, en la práctica, la privacidad en Internet no existe. En el fondo, bajo la excusa de la seguridad nacional, caben todo tipo de vilipendios. Sólo espero que estas políticas no se hagan extensivas a otros países.

Para alguien -como yo- que tiene la tez morena y el pelo negro, que fue abordado por la polícia rusa por tener rasgos similares a los chechenos y que ha viajado a países musulmanes al menos 4 veces en los últimos 4 años (por trabajo y turismo, todo sea dicho), las posibilidades de que no me permitan viajar a los Estados Unidos o que me deporten aumentan considerablemente.

Recuerdo la escena de "La Terminal" en que el jefe de aduanas dice que hay que mostrar compasión hacia los extranjeros que llegan al aeropuerto, porque la compasión es lo que inspira al pueblo norteamericano. Ríete, Canales, ríete.

, , ,

7 comentarios:

Diego Integrer. dijo...

Blogger, mucho me temo que internet, que era la última utopía de libertad, acabará en las manos de los de siempre, si no lo esta ya. Y basandose en el miedo, como siempre se ha hecho. Lo peor es que saldrán los de 'No tengo nada que ocultar, me da igual' como siempre. No saben que tampoco podrán hacer nada el día que si tengan algo que esconder.

Otra oportunidad perdida.

Tochismochis dijo...

Pues estoy muy de acuerdo con lo que dices, Diego. Lamentablemente, bajo el paraguas encubierto de la defensa de nuestras libertades, se limitan otras libertades civiles.

Esos poderes fácticos que ya controlan los medios y que probablemente terminarán controlándolo todo, incluso Internet. Esperemos que los blogs sigan manteniendo esa independencia que viene de los individuos...

Sergi F dijo...

Creo que cualquier persona, institución, gobierno, país, que por mediación del miedo y las armas quiera (o mejor dicho, quiere) controlar al resto (en este caso el resto del mundo), en el sentido más amplio de la palabra controlar, y que, encima o estas con su ideología, sus pensamientos y su forma de actuar, o te conviertes en su enemigo (no hay termino medio). Es una Dictadura, ya sea de una persona, una institución, un estado o un país.

En la actualidad, este tiene nombre y apellidos, EEUU, y para ver de que forma están intentando cambiar la realidad para conseguir el control, podéis leer el post de Jaizki, en que se parecen EEUU y Turquía, nuestra ventaja es que nunca tendrá nadie el 100 % del control, siempre habrá una puerta abierta.

Tochismochis dijo...

Sergi,

El control (no sé si al 100%, pero casi) lo siguen manteniendo los poderes fácticos de siempre. Y no son el poder ejecutivo, legislativo o judicial. Ni siquiera el poder mediático. El poder sigue siendo el económico... ¿ Quién preside este país ? Pues puede parecer fuerte, pero las decisiones las toman los Botín & cía.

Eso, que no me parece mal en el fondo, tiene una lectura espúrea: sus intereses no van a la sociedad civil, sino que defienden -como es lógico- los intereses de sus empresas privadas.

Sergi F dijo...

Tochismochis,

Estoy totalmente de acuerdo contigo, el máximo poder esta en manos del poder económico, y siempre, detrás de cualquier persona, institución, gobierno o país esta este poder, tal como dices en tu siguiente post, este poder esta en la sombra, intentando controlar los hilos del mundo.

Pero pensemos que el poder de la sociedad civil, aunque lo intentan con fuerza, creo que nunca podrán controlarlo en su totalidad.

Mientras tengamos poder de raciocinio, sentido común, poder de pensamiento, imaginación, ingenio y seamos diferentes entre nosotros nunca tendrán el 100 % del control.

Anónimo dijo...

Sólo un pequeño comentario, que introduzco a modo de pregunta, si por nuestra seguridad llenan de problemas y desesperación nuestra existencia, ¿cuantas veces perdemos nuestra libertad?, creo que dos, y, ¿no habrán conseguido los alcaedos y sus análogos lo que pretenden?, el terrorismo introduce su terror generado mas el que suma nuestros gobiernos intentando defendernos, su protagonismo en nuestras precauciones es su propaganda y nuestro doble padecimiento. Suframos una vez y luchemos contra la raiz del problema que ya sabemos todos cual es...

Jorge dijo...

Muchas gracias por el comentario. La verdad es que el tema es muy interesante, para seguirlo adecuadamente pero no para tomarlo a la tremenda.
El tema de la seguridad es un tema complicado a la hora de evaluar como se tratan las libertades civiles.