09 diciembre 2005

Identidad

"Identidad" / "Identity" (2003), por James Mangold
Casting: John Cusack, Ray Liotta, Amanda Peet, Rebecca DeMornay


Me ha sorprendido la entrada del Consultor Anónimo respecto a una columna de Edurne Uriarte en el diario Expansión. Me sorprende por el contenido y por la habitual mesura y lucidez de esta profesora de la Universidad del País Vasco.

Yo mismo firmo con seudónimo, pero eso no significa que sea un delincuente o sea de ínfima catadura moral, como declara en "... la desfachatez de ocultarse bajo un seudónimo, lo que da idea de su ralea, la de uno de tantos y tantos indeseables que se mueven libremente por la red y expelen sus exabruptos ante el regocijo general."

Mi intención no es estar oculto, es más bien fácil encontrar información sobre alguien en Google. Mi objetivo con este blog es opinar, y para ello es irrelevante mi nombre, porque, evidentemente, no soy una personalidad pública, sino un ciudadano con todo el derecho a expresarme. Indeseables, como dice el Consultor, los hay en todas partes, y seguramente abundarán más en otros entornos.

Internet permite democratizar la cultura, la expresión, el razonamiento. Por supuesto, no es perfecto: de vez en cuando aparece gente que se dedica a malmeter. Esta misma semana comenté el tema de la página de Trabajo Basura como un ejemplo donde es difícil distinguir a alguien que protesta de verdad (porque le están machacando), de la más burda difamación.

Hace algunas semanas estuve en contacto con Mario López de Avila de nodos en la red. Por supuesto, utilicé mi nombre real y me comentó (espero que no te moleste que lo desvele, Mario) que porqué utiliza un seudónimo tan feo... ;-) Me he planteado poner mi nombre verdadero, pero de momento creo que no importa demasiado, ¿ o sí ?

Y expreso todo esto desde la más firme convicción de que desde este tipo de foros también se puede acabar con el terrorismo, objetivo por el que la Sra. Uriarte ha trabajado y trabaja con pasión y entereza.

, ,

3 comentarios:

Telémaco dijo...

No Alfonso, no importa demasiado. Pero es tu decisión.

YuyuMarioWasHere dijo...

Caray, Telémaco, qué indiscreto eres!! ;-D jeje

Alfonso, está claro que es tu decisión. Pero, sinceramente, ¿qué hay en un nombre? ¿Está la rosa en la palabra "rosa"? Es sólo una etiqueta, como podría ser otra cualquiera, más aún en un entorno como éste, donde todos podemos etiquetarnos y ser etiquetados de mil maneras. Todos hemos jugado con seudónimos con los que, curiosamente, a veces nos hemos sentido más a gusto que con nuestro "nombre real", que por otro lado no elegimos, sino que nos impusieron. Si nuestra vida se desarrolla en distintos entornos, si desempeñamos distintos roles, si somos personas distintas para según qué personas, ¿qué problema hay en llamarnos de distinta manera en cada caso? De hecho en infinidad de culturas se asignaban dos o más nombres a las personas: el nombre auténtico, privado; el nombre público; el nombre formal, asociado a un cargo... Caray, es que me estoy dando cuenta de que todos deberíamos disponer de al menos dos o tres nombres para ir por la vida!!! jeje ;-)

Telémaco dijo...

Revisa tu perfil Technorati
;)