13 junio 2006

Gestión creativa del tiempo

Desde mi evaluación competencial han cambiado algunas cosas. A mejor (o eso creo).
Si recordáis, hablé de mi alto nivel de procrastinación y mi mala gestión del tiempo propio. Y prometí que iría contando mi evolución, así que ordenaré un poco mis ideas.

El proceso, aunque bastante trivial, lo planifiqué (vale, me organizo mal, pero lo planifiqué...) así. Nos dejan de ser remedios caseros, pero algunos han funcionado bastante bien:
  1. Analicé qué aspectos me hacían "perder" tiempo de forma superflua. Cada vez que leía mi correo, me llegaba un comentario del blog y lo leía inmediatamente o revisaba las estadísticas de Technorati/Analytics, hacía una marca en un cuaderno. Las marcas se han reducido desde las 40 iniciales a aprox. 10-15 actuales.
  2. Lo segundo, mejorar mi adicción a la información: la infoxicación también era (y es) un problema grave para mí. Tiendo a dispersarme, leo muchas cosas y hago varias cosas al mismo tiempo. Tener las suscripciones RSS en mi cliente de correo me facilitaba las cosas, pero me distraía de lo realmente prioritario.
  3. Evitar retrasos innecesarios
  4. En la medida de lo posible, evitar interrupciones por parte de otros.
Estas eran (y, en parte, siguen siendo) las causas de mi mala gestión del tiempo propio. Como soluciones apliqué algunas recomendaciones que me dieron en los comentarios:
  1. Julen me referenció a Txetxu Barandiaran, que tiene una disciplina increíble que me sirvió como guía. A partir de ahora, leo el correo al empezar la jornada (8:30), después de la pausa del café (11:30) y antes de comer (14:00). Me ha traído algún problema con temas urgentes, pero los beneficios son netamente superiores.
  2. Como consecuencia, podé también mi blogroll. Siguiendo los pasos de Jaizki, limpié mi lista (quitando un 20% de suscripciones "superfluas") y lo mantengo a raya en 100 más o menos. Lo sé, son muchos, pero intento que no suban... Por otro lado, para evitar distracciones, dejé los 20-25 blogs más importantes en Thunderbird y pasé todos los demás a Bloglines, que leo con calma por la noche en casa.
  3. Intento escribir mis entradas del blog (en borrador) por la noche y durante el día las afino y las publico.
  4. Resistirme a buscar directamente en blogs: tiendo a pensar ¿ Qué habrá escrito hoy, por ejemplo, Microsiervos ? Y accedo a su página. Claro, no sólo me leo las últimas entradas... Eso lo he dejado casi al mínimo.
  5. Gestionar las interrupciones: no quiere decir que tenga autonomía para decir siempre NO. En realidad, es menos radical de lo como parece. Cuando me interrumpen, intento:
    • si la interrupción no es urgente, lo dejo para final de la mañana/tarde. Es decir, en la medida de lo posible, reúno todas mis interrupciones en el mismo momento del día. Por suerte, quienes te interrumpen suelen ser las mismas personas y una vez has planificado una reunión con ellos, dejan el resto de interrupciones para esa reunión.
    • si la interrupción es urgente, no puedes hacer nada: hay que atenderla. Siempre nos centramos en evitar interrupciones. Pero hay formas creativas de atenderlas.
  6. Lo que más me está costando es mejor mi procrastinación. Ya me lo esperaba porque es un tema de personalidad, no de hábito, y eso cuesta más de cambiar. Soy consciente de que retraso las cosas, aunque siempre existe un motivo de refuerzo (como Nice apuntó acertadamente): proyecto poco atractivo, inseguridad en dar una respuesta correcta, etc. Algo he mejorado, pero no es significativo.
El tema empieza a dar resultados, poco a poco.

La siguiente etapa (que iré combinando con la mejora del punto 6) es planificar mejor mis actividades. En mi empresa, utilizamos un sistema de gestión de proyectos (de desarrollo propio) donde he empezado a cargar los esfuerzos que dedico a cada proyecto/tarea diariamente. Es un coste pequeño (2-3 min. diarios), pero con un gran beneficio: soy consciente de todos mis compromisos ordenados por fechas (¡ odio los "iconos rojos" de retraso !), me ayuda a establecer prioridades y conozco exactamente en qué proyectos concentro mis esfuerzos.

A seguir en la lucha, que todavía tengo mucho margen de mejora. Estas habilidades pueden ser aprendidas y mejoradas, pero esa mejoría no se logra en un solo día, o en una sola semana, si no gracias a la perseverancia...

, ,

2 comentarios:

Isabl dijo...

Confío que en tu gestión del tiempo, te quepa una cata de cervezas que estamos organizando el lado oscuro, es para está semana. Si te hace... ya sabes.
besos

Anónimo dijo...

Felicidades el artículo está muy interesante y tienes razón, con simples detalles podremos optimizar el tiempo al máximo, manteniendo un equilibrio saludable en nuestro día a día