17 noviembre 2006

Un decálogo creativo de Boadella

Algunas personas no pasan desapercibidas.

Es el caso de Albert Boadella, el polémico director catalán de teatro (Els Joglars). No cabe duda que Boadella tiene un branding personal muy claro: visibilidad, un producto diferente de la competencia, objetivos claros, valorado en su ámbito profesional. Marcados valores como dosis de irreverencia, sátira y provocación. De hecho, va segundo en la encuesta de Andrés para elegir Premio Marca Personal 2006.

Creatividad tampoco le falta para aparecer en este blog. Pues bien: mi amigo Guzmán me ha pasado esta joya, algunas notas que tomó en una conferencia de Boadella sobre creatividad. Su decálogo vital, diez mandamientos para entender su irreverente forma de actuar que comparto con vosotros:
  1. Dios como único creador: todo está ya creado, ya lo hizo alguien, sólo debemos mirar a nuestro alrededor y descubrirlo antes que otro lo haga. Ponemos nuestra linterna en esa oscuridad y vemos algo que otro no ha visto.
  2. Ser un inadaptado crónico: ser un niño eternamente. Inconformista. No debemos congeniar con los demás sólo por educación o deseabilidad social, un niño no lo hace porque él es auténtico.
  3. Rechazar la fantasía: la realidad es más potente. Una vez un actor fue herido de verdad y nadie le creyó, la gente pensó que era una mala interpretación.
  4. Acabar con el monopolio de los poetas. Poetas somos todos.
  5. Alejarse de los inarmónicos. Son aquellas personas que nos telefonean cuando estamos en el baño. Siempre son los mismos. No están en conexión con nosotros y por eso son inoportunos.
  6. Fomentar los enemigos. Aumentan tu fuerza. Tener un enemigo te hace estar alerta y no acomodarte nunca.
  7. Practicar sistemáticamente el mal gusto. Crea tu propia moda, ve en contra, porque si no lo haces lo que está de moda pasará rápido y siempre irás por detrás. Nunca se puede estar a la moda, así que crea la tuya propia.
  8. Defenderse de la modernidad. Moderno es todo lo que se hace hoy. Ser moderno es lo más normal del mundo. No existe el arte contemporáneo, el arte sólo es bueno o malo.
  9. Traicionar periódicamente a la patria. Aunque son ellos los que nos dan las subvenciones para hacer nuestro trabajo, hay veces que es bueno irnos con el enemigo.
  10. No trabajar nunca. Sólo debemos jugar. Ya en francés o en inglés no le llaman trabajar: joue, play…
Un resumen excelente para plantear muchas ideas que migran por estas líneas.

Technorati tags , ,

2 comentarios:

Guzmán dijo...

Qué más puedo decir ... bueno, de la conferencia esa saqué otras joyitas altamente recomendables, pero si no te importa las reservo para mi inminente blog, a ver si así me pasas la pelota.
me alegro que te hayan gustado, ha sido un placer.

Pasapues dijo...

Me encanta, me apunto.
Voy a ver si me he dejado algo.