10 noviembre 2006

Creatividad vs. presión temporal

Veo un estudio en HBSWK sobre cómo las presiones temporales en la organización afectan a su capacidad creativa. Está disponible en Best Of: Time Pressure and Creativity: Why Time is Not on Your Side. En definitiva, entender la "caja negra" de la creatividad en un marco organizativo.

La intuición es contradictoria: Si eres un procrastinador, es posible que tengas la impresión que tu creatividad mejora con los plazos, con las restricciones de tiempo. Por otro lado, mucha gente manifiesta ser más creativa en entornos más tranquilos y sosegados, donde puede desarrollar y desplegar esas habilidades. La conclusión de Teresa Amabile, autora del estudio, es que la creatividad, como proceso que requiere un período de incubación se ve claramente afectado en entornos de mucho estrés, donde se trata de buscar soluciones de último minuto, sin pasar por un proceso de análisis.

Pero tampoco entornos con poca presión favorecen la creatividad. Entonces, ¿cómo encontrar el continuo tiempo/creatividad y buscar el equilibrio? Amabile apunta que más que un continuo, debemos plantearnos que son un conjunto de condiciones las que determinan el efecto positivo o negativo sobre la creatividad. Si las restricciones temporales son inevitables, es labor de los líderes (o managers o jefes de equipo) preservar la creatividad mediante evitando distracciones, dosificando esfuerzos del equipo y dando un sentido de "misión", de colaboración con algo importante:
After spending significant time working hard on the problem, it's often useful to set the problem aside, work on something else for a few days or even longer, if possible, and allow the original ideas and problems to "incubate." Often, solutions or ideas will pop up during the incubation period seemingly without effort—although, of course, a great deal of effort has already gone into the problem.

Obviously, if you cut things too close in budgeting your time, you won't have that luxury of incubation—or of that important preparatory work up front. The final working out of a solution and implementing the solution probably won't suffer as much under time pressure as the initial generation of ideas.

If high time pressure is unavoidable on a project that requires creativity, you can try to protect yourself from that fragmentation and distraction I mentioned earlier. You can also try to acquaint yourself with the need for urgency in the project—helping yourself to get motivated by the urgency and accept the "mission."
En definitiva, la capacidad creativa aumenta cuando las personas se sienten motivadas por el interés, disfrute, satisfacción personal o el reto que supone el trabajo en sí mismo. Las presiones externas no ayudan en nada al proceso creativo. De hecho, la procrastinación es una característica que puede afectar a la creatividad de las personas y a su desempeño.

, , ,

3 comentarios:

SimDalom - Blog de Comunicación dijo...

A mí me funciona genial el ambiente de "buen rollo" que hay en el trabajo. Sin competitividades absurdas, ni gurus alardeantes, sino personas humildes que procurar hacer su trabajo lo mejor posible y reconocen sobre la marcha los errores que cometemos. Así la cabeza trabaja correctamente.

Tochismochis dijo...

Me ha encantado ese apunte, SimDalom.

Julen dijo...

Se ve que manejamos las mismas fuentes. Yo también estuve la entrevista y constantemente me venía a la cabeza la diversidad de raza que somos. Porque sí que se pueden hacer estadísticas acerca de cómo conseguimos sacar lo más creativo de nosotros mismos, pero... somos tan diferentes.
Dos ejemplos:
1- ¿En qué hora del día nuestras mentes están en mejor disposición? Cada cual tiene la suya y aunque la estadística nos dijera que son más quienes son productiv@s a determinada hora, no creo que eso sirva de mucho
2- La tensión de trabajo, ¿qué es la "tensión"? Para un@s es dejarles en paz y para otr@s es un poco de caña. El nivel de activación óptima del humano se mueve en un abanico amplio.
Y todo esto es lo que tenemos de bueno: tan diferentes que merece la pena tratar de comprendernos.
Un saludo,
Julen