04 abril 2006

Aprender a emprender

El hecho de emprender requiere del individuo competencias y capacidades "especiales". Los nuevos emprendedores deben añadir a su experiencia profesional la relación y el conocimiento del mercado, además de cultivar los conocimientos para una gestión eficaz de su proyecto, tan importante o más que la propia iniciativa.

Es obligación de la sociedad fomentar esa cultura y formar y apoyar en el cometido de aprender a emprender. Por eso, la iniciativa del Plan de Fomento Empresarial del Gobierno me parece loable (ver artículo de Expansión en BlogInnova): el desarrollo de la iniciativa y el espíritu emprendedor en la sociedad y particularmente entre jóvenes y colectivos potencialmente emprendedores.

Y más cuando la propia Comisión Europea ha instado a los países miembros a inculcar, desde la enseñanza, la cultura empresarial, introduciendo este aprendizaje en todos los ciclos educativos.

Aunque eso no es suficiente. Como comentan "Construyendo una Cultura Emprendedora en México", estas políticas públicas deben basarse en crear infraestructuras que reduzcan el riesgo (inherente al emprendizaje) y/o incrementen las ganancias del esfuerzo emprendedor. Además, debe estar basada en la estas infraestructuras deben reducir los costes/tiempos de experimentación y eliminar barreras.

Debemos generar actividad de emprendizaje de alto valor añadido, y ahí la creatividad y la capacidad de innovación juegan un papel fundamental. Todo ello apoyado sobre un apropiado nivel de inversión de financiación privada que ayuden a generar una verdadera cultura emprendedora.

,

3 comentarios:

Jaizki dijo...

Cualquier ayuda será bienvenida, pero creo que si bien es posible enseñar a emprender, el espíritu emprendedor no se puede enseñar.

Quien quiere emprender busca los medios, quien no quiere busca una disculpa.

Tochismochis dijo...

Cierto. EL problema no es sólo de aptitud, sino también de actitud.
En este país, seguimos pensando (en genral, no es mi caso) en hacrnos funcionarios y echarnos a dormir.

Aunque considero positivo que se fomenten este tipo de iniciatvas, y que los jóvenes emprendedores puedan tener mejores oportunidades que en la actualidad, y que vean que crear tu propio negocio es una alternativa..

Jaizki dijo...

Estoy completamente de acuerdo en que es positivo que se vea montar un negocio propio como una alternativa válida.

En cuanto a la juventud que quiere ser funcionaria escribí ayer un comentario en el blog de Mario sobre el tema.

"La gente joven está menos dispuesta a sacrificios que sus padres.

Hace unas décadas, trabajar durante veinte años hasta las mil horas era el camino a un puesto vitalicio, una subida de sueldo anual y la soñada jubilación. Hoy en día, trabajar hasta las mil es el camino a formar parte de un ERE a los cuarenta y tantos. ¿Y nos extrañamos de que la mitad de los universitarios quieran ser funcionarios?"

De hecho, ya hablé del tema con más detalle en JASP, ¿y de cultura financiera qué?.