10 diciembre 2006

Creatividad y motivación: Franc Ponti en directo

Por los comentarios del cita #20 sobre creatividad se ha pasado el autor, Franc Ponti, uno de los gurús de la creatividad. Saquémoslo de las catacumbas, porque aporta ideas interesantes (añado yo las negritas):
Efectivamente, cada vez estoy más convencido de que ser creativo depende de nuestra fuerza motivacional interna. Sin paión, sin ganas no hay creatividad que valga. ¿Conocéis a alguien creativo a quién le interesa poco lo que hace? Las personas altamente creativas son curiosas, se apasionan, buscan... Como dice Tom Peters y mi compañero de EADA Jordi Assens (os recomiendo su librito "Huevos con Bacon"), "motivado hay que venir de casa."

Este es uno de los grandes dramas de nuestros tiempos. Las empresas desmotivan a la gente, sobrtodo a la gente muy joven, que tiene ya una manera de pensar diferente y necesita organizaciones más potentes desde todos los puntos de vista.
Me pregunto: si la gente creativa se motiva y se apasiona, ¿ son nuestras organizaciones quiénes nos desmotivan ? ¿ Son las organizaciones coercitivas con nuestra creatividad ? Ejemplos tenemos en ambos sentidos. Seguro que se te ocurre alguno. Fascinante buscar respuestas y soluciones a esta incógnita.

Si los blogs son conversaciones, ésta ha sido una. Y con sustancia, aunque sea breve.

, ,

2 comentarios:

Guzman dijo...

Estoy de acuerdo con alguno de los factores que citas como imprescindibles para favorecer el acto creativo como son la motivación o la tan útil creatività leonardina. Pero hay algo que me gustaría comentar respecto a si son o no las organizaciones las ladronas de cerebros. No lo digo yo, lo dice Zelinsky en uno de sus libros, que los asesinos de la creatividad son cuatro (yo te puedo dar más de 15), y son: las organizaciones, los sistemas educativos, la sociedad y … nosotros mismos!! no es justo, ni sano, tirar balones fuera todo el tiempo. Muchas organizaciones caen en la rutina y en un círculo vicioso que los aleja de la innovación y la falta de creatividad, pero uno también debe saber donde se mete. El enemigo está ahí fuera, es cuestión idiosincrásica el combatirla o no. Y no me valen las excusas, yo también vivo en este perro mundo y lo intento día a día.
Un gran saludo, compañero.

Tochismochis dijo...

Muy buen apunte, compañero.

Es decir, nuestra educación y nuestro entorno pueden coartar nuestra capacidad de innovar y crear. Desde luego, obviaba el "nosotros mismos", sólo quería centrarme en el componente organizativo.

Evidentemente, la creatividad hay muchas formas de aplicarla. Y aunque tu organización sea poco creativa, si lo eres, buscarás la forma de aplicar esa creatividad de un modo u otro.