15 mayo 2007

Arte y la capacidad de sorprendernos

Una característica inherente al arte es su capacidad de hacer reflexionar a quién lo disfruta sobre las intenciones del artista y su modo de plasmarlo. El arte es diversión pero también tiene una función social. Incluso existe la tendencia a confundir el arte con la agitación y propaganda política, obviando esa dimensión social.

El arte siempre ha sido una actividad social y su significado se ha adaptado a las circunstancias del momento, a diferencia de otros contextos humanos. Es el caso de la instalación Domestic Tension (tensión doméstica) del artista iraquí Wafaa Bila (via Retiario):
The public can watch him 24/7 over a live webcam; and if they choose, visitors to his website can shoot him with a remote controlled paintball gun. Log on, shoot at an Iraqi. Bilal’s installation – titled Domestic Tension - disturbingly raises awareness about the life of the Iraqi people and the home confinement they face due to the both the violent and the virtual war they face on a daily basis.

¿Provocador? Quizá, pero remueve conciencias y nos hace presentes realidades que cada vez nos sorprenden menos, que se pierden en telediarios y titulares. Justo esa capacidad de sorpresa que perdemos cuando alcanzamos la edad adulta y que nunca debimos perder...

, ,

1 comentario:

Eduardo dijo...

Estoy seguro de que más de uno apuntará a los ojos.