07 julio 2006

Creatividad ¿generacional?

Habla Juan Freire en "Los dos tipos de creatividad" sobre un artículo publicado en Wired (todavía no disponible online) analizando el "valor" de las obras creadas por artistas y científicos en sus carreras, y proponiendo la existencia de dos tipos de creatividad (y por tanto de innovadores):
  1. Innovadores conceptuales, que alcanzan su máximo de creatividad de un modo rápido y brusco, siendo aún jóvenes.
  2. Experimentalistas, en los que la capacidad creativa crece de una forma lenta y tranquila, llegando a su máximo en edades más avanzadas.
El tema es interesante y me recuerda bastante al debate que planteamos en aquel Think Time: Perseverancia vs. Talento. Picasso pintó sus obras más brillantes con 26 años, mientras que Cézanne lo hizo con 69. Como decía en aquella entrada, la creatividad como inspiración genial no sólo no es cierta, sino que subestima el esfuerzo de empresarios, investigadores, científicos, innovadores, artistas o escritores.

La creatividad es generar nuevos conceptos, productos o procesos, partiendo de los viejos. La innovación es su puesta en práctica. Las mejores ideas nunca no sólo son las más originales o inspiradoras, sino las que se desprenden del propio avance, del sentido común y del camino recorrido. En el mundo de la empresa -que conozco mucho mejor que el del arte-, las mejores ideas suelen ser las más prácticas, las que se ponen en funcionamiento y mejor se adaptan a las necesidades del mercado.

Y todo eso requiere perseverancia. Sigo pensando que es más potente que el talento. Nada es más común que los fracasados con talento.

, , ,

2 comentarios:

Jaizki dijo...

Creo que es incierto decir que las mejores ideas NUNCA son las más originales o inspiradoras... en ocasiones las ideas radicales, las que le dan la vuelta a todo lo anterior, son precisamente las mejores. Como comentaban ayer en Historias de la Ciencia sobre Wegener y la deriva continental.

Aunque coincido plenamente contigo en la importancia de las ideas que permiten mejorar lo existente. Yo lo veo como mejora continua frente a innovación disruptiva.

Claro que, esta última, yo no la veo como algo espontáneo, como ya escribí como comentario en la entrada que citas, Thomas Alva Edison decía que: "El genio es uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve por ciento de transpiración." (Más citas suyas en Wikiquote)

Las innovaciones disruptivas son mucho más llamativas, tanto en caso de éxito como de fracaso. Y creo que eso tiene mucho que ver con que sean más evidentes los talentosos que fracasan que los perseverantes que lo hacen.

Tochismochis dijo...

Totalmente de acuerdo, Jaizki. Error: quería decir, las mejores ideas NO SÓLO son las más originales e innovadoras...