06 julio 2006

¿ Cómo proteger tu know-how ?

El know-how (o saber hacer) de una empresa constituye, sin duda, uno de los activos intangibles de mayor importancia. Significa un conjunto de conocimientos necesarios para la fabricación de un producto o la prestación de un servicio; un bien jurídico inmaterial con valor patrimonial e identidad suficiente para ser objeto de negocio.

Como ejemplo de know-how siempre aparece la fórmula de Coca-Cola, el secreto industrial mejor guardado del mundo. Parece que a algunos empleados de Coca-Cola les tentó pasarle la fórmula a Pepsi y les han pillado.

En nuestros proyectos de consultoría tenemos la obligación por contrato (como licenciatarios de cierta información) de guardar confidencialidad contractual y post-contractual, es decir, incluso una vez concluido el plazo del acuerdo. Pero, ¿ qué pasa cuando son los propios empleados quiénes extraen información confidencial ? Ya sea intencionadamente o no...

Hace tiempo también se habló de spyware y troyanos que se utilizaban para obtener información industrial. Como empresa, la inversión y ventaja competitiva que importa tener conocimientos técnicos y comerciales hace que las empresas sean sumamente celosas en cuanto se refiere a la exposición de su información a terceros. ¿ Cómo encajan otros modelos de compartición de información como puede ser open source ?

¿ Creéis que estará el espionaje industrial a la orden del día ?
Supongo que nadie sospecha ser víctima de espionaje, pero el caso es que los fallos de seguridad existen. Este es un tema tabú en cualquier conversación empresarial, ya que implica muchos factores como la confianza, ética, seguridad, responsabilidad, prevención, etc.

Supongo que es imposible hablar de seguridad al 100%, pero creo que vivimos bajo una falsa sensación de seguridad. Recuerdo ahora un artículo sobre espionaje industrial a través de Echelon. Eso sí que me pone los pelos de punta...

, ,

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es curioso este articulo sobre el "saber hacer" o "conocimientos propios". En el mundo empresarial español, por lo menos en la mayoría de las empresas, se cree que los conocimientos propios solo sirven para conseguir el puesto de trabajo, luego cuando te cansas de demostrar tu valía y tu saber hacer, lo máximo que te puedes llegar a escuchar, es: "este está mas preparado que tu" o "para eso te pagamos lo que te pagamos". Mi experiencia laboral es bastante extensa para los años que tengo, ha sido un ir y venir por distintas empresas, grandes, pequeñas, solventes, insolventes, en la que eres un numero dentro del listado de personal, o en las que eres uno mas del equipo con tus sentimientos y necesidades. Afortunadamente, ahora, estoy en una situación en la que me encuentro a gusto en mi trabajo, me gusta y disfruto de él, pero como siempre que entramos en una empresa nueva, nos gusta demostrar nuestra valía y nuestro saber hacer, algo, que con el paso del tiempo, pasa de ser algo válido a ser lo normal en ti, cuando por razones diversas no puedes trabajar al 120% como es habitual, llegan las críticas, y entonces es cuando te planteas el escuchar aquellas ofertas de trabajo, que te han estado haciendo últimamente. Cuando decides irte, llegan en tu actual empresa y te dicen de todo, y a la empresa que te contrata, como sea del mismo sector, no te quiero ni decir. Cuando pasé de mi anterior empresa a esta, en la que estoy ahora, no solo me acusaron de robar conocimientos, si no que además denunciaron a mi actual empresa por no recibir ninguna compensación a cambio de que me fuera. Ni que fuera un jugador de futbol.

En fin, el que no se contenta es por que no quiere y si no quiere es por superación personal.

Animo a todos los que se hayan encontrado en una situación parecida a la que me tocó vivir a mi.

Saludos

Checho.

Anónimo dijo...

Normalmente se habla de proteger el know-how de la compañía, pero ¿qué pasa con el know-how propio de la experiencia y fruto del conocimiento acumulado e intrínsico de la persona? ¿Qué pasa cuando el empleado va viendo como se le quita la dirección de proyectos en pro del argumento manido de dejarle más tiempo para generar ideas, se le pide que forme y realice coaching hacía otros compañeros sobre cómo hacer las cosas, se le solicita que deje por escrito los procesos en aras a implantar un supuesto certificado de calidad (de un proyecto que no dirige)? ¿Qué pasa con esa persona que ha demostrado suficientemente su valía y su saber hacer, que trabajando al 120% vé como no se reconoce su labor y se le destituye de la representación de su área de especialización? ¿Que ve como el propio jefe se esta formando a su costa, para asegurarse su cuota de poder y poder prescindir de él, y mientras eso llega, delegado a un segundo plano de consultor/asistente? Dónde ni figura ni se le reconoce. ¿Qué hacer?

Tochismochis dijo...

Difícil cuestión...