23 febrero 2007

Zaragoza se libera

El Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido migrar todas sus aplicaciones a software libre, siendo la segunda ciudad en hacerlo después de Munich. El software libre (no confundir con gratuito) tiene muchos apasionados evangelizadores, así que no estimo necesario defender la decisión con vehemencia. Como responsable de desarrollo de aplicaciones, me parece una decisión lógica (aunque nuestras aplicaciones no sean software libre).

Por otro lado, como ciudadano me alegro profundamente de este tipo de decisiones, siempre que sean razonadas, como parece. Básicamente porque coincido con las tesis de Lessig cuando afirma que la alternativa es considerar que todas las opciones (software libre y propietario) son válidas y deben competir en un mercado abierto, y evitando que esto derive en técnicas monopolísticas (como de facto está ocurriendo en algunos países). Y es innegable que el software libre ha mejorado mucho en parámetros de calidad.

Por otro lado, puesto que no es oro todo lo que reluce, conviene recordar que un argumento es siempre la clara reducción de costes. Es un aspecto donde se debe hilar muy fino, puesto que una decisión coherente funcionalmente, puede volverse contraproducente si los presupuestos se disparan sin control como parece que está ocurriendo en la capital bávara.

Sin embargo, siendo una noticia importante considero que aún queda recorrido. Y es que, más importante que los medios son los objetivos. Como apuntaba Juan en "Del software libre a los datos libres, o ... los datos son más que el conocimiento", de poco vale la libertad del código del software si el conocimiento está cerrado. En esa línea, parece lógico que las Administraciones Públicas opten por este tipo de software, evitando la dependencia tecnológica y manteniendo un mayor control sobre la información que, en definitiva, pertenece a los ciudadanos.

,

2 comentarios:

Jordi Abad dijo...

Alfonso,

Veo que "barres para casa" y apoyas la decisión pero no sin ciertas reticencias. ;)

Desde mi punto de vista haces bien ya que el software libre, al igual que el software propietario, también tiene sus pros y sus contras.

Comentas que la decisión: "puede volverse contraproducente si los presupuestos se disparan sin control" como si sólo pudiese pasar con el software libre. ¿No es esto habitual en el software propietario?

Hay algo que, por ejemplo, no comentas y que si se remarca en el artículo que enlazas de El Mundo:

"Pero, sobre todo, quiso remarcar la independencia tecnológica como una de las características más importantes de la decisión."

¿Qué opináis al respecto?

Un saludo!

Mucho Cierzo dijo...

Como usuario de software libre cada día estoy más a favor de él, Me parece loable que las instituciones prediquen con el ejemplo, y es síntoma de que el sector privado puede utilizarlo también.

Esta otra noticia que parece más triste, pero que defiende del argumento de la reducción de costes, es este otro artículo relacionado con la Universidad de Zaragoza:

http://barrapunto.com/article.pl?sid=07/02/15/1141204&from=rss

Como dice un amigo, Linux Rulez!