22 febrero 2007

Desayunos y cenas

Jordi y Adolfo han mantenido una conversación estos días sobre cómo ha cambiado tu vida a partir de Internet.

La típica respuesta sería: totalmente. Ha cambiado la forma en que nos relacionamos y bla bla bla. Sin embargo, mi percepción es más modesta y bastante personal: ha cambiado mis desayunos y cenas. Muchos días empiezo o termino releyendo posts pendientes. Todas las mañanas converso en silencio con Julen, Telémaco, Dani, David, Bambino, fernand0 o Andrés. Sois bastantes, y sabéis quiénes sois.

Por ese motivo me ha entristecido el anuncio de Carmen de suspensión temporal (sine die) de su actividad blogueril. Porque es una de mis habituales en desayunos y cenas, y siempre comenta temas que me llegan. Será la alineación de planetas o la edad similar o la formación. O que tenemos opiniones coincidentes en muchas cosas y discrepo en otras, pero me encanta cómo lo razona todo.

Me hubiera gustado dejarle un comentario de ánimo, pero me conformaré con que, cuando quiera, venga a compartir un tazón de cereales. Le reservamos el sitio que se merece.

, , ,

4 comentarios:

Telémaco dijo...

¿Desayuno con diamantes? ;)

Es un placer compartir desayuno. Como ocurre en todas las relaciones cuando van madurando comienzan a sobrar las palabras, la simple presencia es suficiente.

Un abrazo amigo.

diego de rivas dijo...

hola. me guste este comentario y sobre todo que detrás de un blog siempre hay una historia que contar.

aunque nunca he participado en estos 'desayunos' si que me ha gustado el mensaje de 'hasta luego' de carmen. demuestra que siempre en la vida prevalecen las experiencias y los sentimientos.

saludos y felicitaciones

Jordi Abad dijo...

Vaya Alfonso,

Si que almuerzas y cenas con gente!

¿Ya caben todos en tu casa? :)

Vesania.- dijo...

Muchas gracias. Yo soy más de tostadas, zumo de naranja, pinchico de tortilla... cuando tengo tiempo, o sea, nunca!!, lo cual agradece mi línea jejejeje.
Me ha llegado tu post un poquico aquí dentro, y te lo agradezco. Supongo que volveré, necesito tiempo para organizarme un poco y para decidir que empujón le doy a Vesania. Muchas gracias por echarme de menos, es un placer que me dediques estas líneas. Un beso. Carmen.