26 junio 2007

Listas y cuadernos

Ya decía el anuncio del Mercedes Clase E: "Los seres humanos amamos la listas. Es el desesperado intento del hombre por poner orden en el caos."

En LifeHacker hacen repaso sobre el arte de las listas To-Do (Cosas por Hacer): Geek To Live: The art of the doable to-do list. Uno de los principios fundamentales que me hizo reflexionar cuando leí GTD (libro que me pasó Jaizki y que no he acabado) es que un proyecto no es una tarea. Diferencia sutil, pero fundamental. Tus listas deben ser como tus objetivos: de elementos pequeños, concretos, manejables.

No me gustan demasiado las listas, esa sensación de todo-entra-nada-sale o no-puedo-borrar-esa-tarea-porque-sigue-estando-al-95%. Sin embargo, como son inevitables, cada vez me decanto más por mi cuaderno de espiral, en vez de PDAs o aplicaciones en mi escritorio. Mi nueva PDA será un cuaderno Moleskine. Para apuntar cosas que pienso en un instante y tengo que anotar antes de que las olvide.

He vuelto a los orígenes. Me parece más humano...

, ,

1 comentario:

Jaizki dijo...

Si está al 95% seguramente no es una tarea, es un proyecto. ;)

Lo divertido de GTD son las listas de tareas por contexto. Preocúpate sólo de lo que puedes hacer aquí y ahora.

En cuanto a lo del Moleskine, sin duda, ser capaz de sacar de la cabeza las ideas que pululan y volver a lo que estabas haciendo sin que esa idea te esté incordiando, es crítico para mejorar la productividad.