07 julio 2007

El camino hacia tu independencia financiera

Con retraso (pasó hace dos sábados, el 23-J) escribo esta crónica sobre la visita que nos hizo Jaizki.

Jaizki es una persona singular: estudió Ingeniería, trabajó de varias cosas relacionadas con la informática y buen día decidió dejarlo todo y establecerse por su cuenta. Es un buen ejemplo de emprendedor: siempre tiene ideas rodando por su cabeza, posibles negocios a la espera de explotar. Ideas donde otros no vemos nada. Me impresiona.

Es el profeta de una nueva forma de entender tus finanzas personales. Os preguntaréis: ¿y para qué vino Jaizki? Pues vino a mostrar a algunas personas que estamos interesadas el juego CASFLOW 101, es decir, un juego de mesa que te enseña alcanzar tu independencia financiera (es decir, a vivir sin depender de tu nómina). A primera vista, puede parecer algo fácil, pero no lo es. Esencialmente, es un juego (con restricciones) que te enseña cómo y cuándo invertir, cómo debes hacerlo, cómo valorar oportunidades y, lo que es más importante, cómo llevar eso a tu vida diaria.

El juego se divide en dos partes: la carrera de la rata, es el lugar donde nos encontramos la mayor parte de nosotros y la vía rápida:
La carrera de la rata es la situación, bastante habitual, en la que cuando aumentan los ingresos, aumentan los gastos en igual o mayor medida, de forma que no importa cuánto dinero se consiga ganar trabajando por cuenta propia o ajena, siempre se tiene necesidad de seguir trabajando para cobrar la nómina a fin de mes. Normalmente, tanto mayor la necesidad cuánto mayor la nómina, y tanto mayores los problemas si cualquier imprevisto reduce o hace desaparecer esa nómina.
El juego empieza asignándote una profesión (médico, empresario, secretaria). Por ejemplo, el médico tiene el mejor sueldo pero también tiene los mayores gastos (un coche más lujoso, un chalet en la Sierra, un colegio más caro de los niños, etc.). El objetivo inicial es salir de la carrera de la rata. Únicamente sales cuando vas saldando tus deudas (coche, hipotecas, colegios de los niños, etc.) y consigues ingresos pasivos (esos que consigues sin trabajar: inversiones, bolsa, acciones, negocios, etc.) suficientes para cubrir tus gastos fijos. En ese momento, eres financieramente independiente y pasas a la segunda parte del juego: la vía rápida, donde te conviertes en el

El juego empezó bastante lento, porque aparte de Jaizki, ninguno de los otros tres jugadores (José Ignacio, Miguel y yo) teníamos experiencia. Cada uno de nosotros con papel y lápiz, anotando en cada tirada nuestra situación financiera. A cada posible negocio, Jaizki nos hacía la misma pregunta: ¿ te interesa ese negocio ? Valora la inversión inicial, el rendimiento que puede darte, el resto de inversiones que tienes, tu capacidad financiera actual, cuánto deberías pedir al banco para afrontar esa inversión, etc.

Yo elegí una alternativa bastante conservadora, invirtiendo poco y acumulando dinero en caja. Acumulé cierto capital, pero apenas si podía invertir en nada. Cuesta cambiar el chip. El juego es bastante completo, puedes quedarte sin curro, cobrar 2 sueldos en cada vuelta al tablero, puedes caer en la casilla de hijos, darte caprichos, ... Tuve un par de hijos, que aumentaron mis gastos mensuales significativamente.

Miguel y José Ignacio optaron por una estrategia conservadora también, aunque algo más arriesgada intentando algún pequeño negocio. Jaizki, sin embargo, enseguida se hizo con un piso 3 habitaciones/2 baños solicitando un préstamo al banco, asumiendo riesgos bastante calculados. En un par de rondas pudo vender y consiguió dinero suficiente para poder amortizar parte de sus gastos y reducir sus ingresos. En tres rondas más, había hecho otra inversión (si no recuerdo mal una compra de acciones) que le dió ingresos suficientes para salir de la carrera de la rata. Sus ingresos por inversiones superaban
sus gastos fijos.

Mientras tanto, nosotros seguíamos allí en la carrera, cobrando puntualmente el sueldo, pero sin ingresos. Así que cada uno adoptó una estrategia diferente: Miguel buscaba pelotazos a través de la compra de pisos combinado con una pequeña cartera de acciones, José Ignacio compró bastante acciones de una farmaceútica y yo buscaba un negocio floreciente. Poco a poco, todos fuimos saliendo de la carrera de la rata -incluido un pelotazo gordo de Miguel-, y allí lo dejamos.

Fueron cuatro horas de juego. Lo mejor: compartir conocimientos y experiencias, haciéndote reflexionar sobre el enfoque que le das a tus finanzas.

, ,

5 comentarios:

koke dijo...

Vaya, a ver si me entero de la proxima que tenia yo curiosidad por el juego este

Fernando dijo...

Yo también estoy interesado. ¿Me avisarás para la próxima? :-)

Tochismochis dijo...

Of course!

Anónimo dijo...

El juego es fabuloso me parece que hay tambien una version para niños que es el cashflow 202. Muy didactico e interesante.

http://ideasdenegocios.blogspot.com

Alex Jaspy dijo...

Me parece muy bien, la mejor forma para alcanzar la independencia financiera es desarrollando las habilidades a través de un juego o directamente en la vida real: por ensayo y error. Si quereís conocer un poco más acerca de este tema, podeís acceder a historiasdevida punto org una entidad sin ánimo de lucro que enseña de manera gratuita Cómo alcanzar la independencia financiera.